20/05/2020

Comentario a la Orden gubernativa de prórroga automática de las autorizaciones de residencia y/o trabajo de extranjeros

Comentario a la Orden gubernativa de prórroga automática de las autorizaciones de residencia y/o trabajo de extranjeros

En el Boletín Oficial del Estado de hoy mismo se publica una norma de gran impacto para los extranjeros en España, especialmente para aquellos con una autorización temporal de residencia.

Se trata de la Orden SND/421/2020, de 18 de mayo, por la que se adoptan medidas relativas a la prórroga de las autorizaciones de estancia y residencia y/o trabajo y a otras situaciones de los extranjeros en España, en aplicación del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Esta Orden tiene efectos desde el mismo día de su publicación, como he dicho antes, producida hoy miércoles 20 de mayo.

Es una norma reglamentaria ciertamente excepcional ya que no está dictada por el Ministerio con competencias para ello, que es el Inclusión, Seguridad Social y de Migraciones, sino que se ha dictado por el Ministerio de Sanidad. Se presupone que esta orden ha sido realizada en coordinación con aquél, ya que, pese a haber sido dictada en el marco de una situación de alarma (lo cual justifica la potestad activada por el Ministerio de Sanidad),la Orden tiene unos efectos importantes en la presencia de extranjeros sometidos al régimen general de extranjería. Es más, no se traga de una norma restrictiva, como al efecto ha sucedido respecto de la entrada de extranjeros en este estado de alarma, donde se han cerrado fronteras para evitar su acceso a España, sino que asume la delicada situación que los ciudadanos extranjeros que pueden ver caducada su permiso de estancia en España, y lo soluciona con una regulación reconocedora de los derechos de los migrantes y ampliadora de las posibilidades que tienen para permanecer en España. De hecho, la Orden no sólo está  pensando en los extranjeros  en sí mismo, ya que como dice su exposición de motivos, también favorece la situación de sus empleadores. Supongo que la  norma estará pensando, entre otros sectores,  en el de la agricultura, en el que,  también se han adoptado durante estos últimos meses normativas que han favorecido al contratación de extranjeros para salvaguardar la recogida de cosechas.

El punto de partida es que, en un período como el actual en el que están suspendidos los plazos administrativos, la imposibilidad por los extranjeros, tal y como es su deber, de presentar las solicitudes de renovación de las autorizaciones de residencia y/o trabajo, supone una gran inseguridad jurídica, ya que como principal efecto, puede producirse que una vez levantado el estado de alarma, los extranjeros se encuentren en una situación de irregularidad sobrevenida. Para afrontar esta problemática, la Orden establece las claves de su objeto en su primer precepto:

A) Las autorizaciones temporales de residencia y/o trabajo y las autorizaciones de estancia por estudios, movilidad de alumnos, prácticas no laborales o servicios de voluntariado previstas en la normativa de extranjería, cuya vigencia expire durante la vigencia del estado de alarma y sus sucesivas prórrogas o haya expirado en los noventa días naturales previos a la fecha en que se decretó, quedarán automáticamente prorrogadas…

Por tanto, se reconoce la prórroga automática de los permisos citados por el art. 1.1 de la Orden de forma abierta, cuya vigencia no solo expire desde el estado de alarma iniciado el 14 de marzo, o también hubiese expirado en los noventa días naturales previos a dicha fecha.

El art. 1 también regula  que la validez de las tarjetas de identidad de extranjero concedidas y expedidas en virtud de las autorizaciones enumeradas en su apartado 1 y cuya vigencia hubiera expirado durante el estado de alarma, así como en los noventa días naturales previos a la fecha en que se decretó, se prorrogarán automáticamente por el mismo periodo que las autorizaciones.

De la prórroga automática, el precepto solo excluye a las estancias formativas de extranjeros, reguladas en el artículo 30 del Real Decreto 183/2008, de 8 de febrero, por el que se determinan y clasifican las especialidades en Ciencias de la Salud y se desarrollan determinados aspectos del sistema de formación sanitaria especializada [por tanto, en aplicación de dicho art. 30, las estancias, concedidas por un plazo máximo de seis meses, pueden ser prorrogadas excepcionalmente por otros seis, sólo mediante autorización expresa y fundamentada en causas debidamente justificadas por la comisión de docencia del centro en el que se realiza la estancia].

B) La prórroga automática reconocida no requiere laemisión de una resolución individual de la Oficina de Extranjería por cada una  de las autorizaciones.

Por tanto, la disposición de  la autorización en vías de caducidad o ya expirada antes del 14 de marzo (como máximo tres meses antes),es documento suficiente como garantía de estancia legal en España, sin perjuicio que las autoridades competentes puedan controlar el cumplimiento de los términos correspondientes para el reconocimiento de  la prórroga automática.

C) Como dice el art. 1.2 de la Orden, la prórroga automática se iniciará al día siguiente de la caducidad de la autorización y se extenderá hasta que transcurran seis meses desde la finalización del estado de alarma.

En consecuencia, la prórroga automática de la autorización se  produce con la caducidad de ésta, ahora bien, dicha prorroga se extiende hasta seis meses a contar desde la fecha de finalización del Estado de alarma. Así, en el momento de escibrir este post, el mismo día de la publicación en el BOE de la Orden (20 de mayo),puede haber autorizaciones a los que aun no se aplica la prórroga automática (por no haber expirado aun aquellas),y puede haber otras que ya estén expiradas, y a las que ya se aplica la prórroga automática, en todo caso, para unas y otras, la prórroga que se conceda dura seis meses a partir de la finalización del Estado de alarma (por lo tanto, para las segundas, es decir, las autorizaciones que ya están expiradas a fecha de hoy, 20 de mayo, la prórroga tendrá realmente  una duración superior, ya que aun no ha finalizado el estado de alarma).

D) Según el apartado 3 del artículo 1 de la Orden, la prórroga automática será de aplicación a las autorizaciones en el precepto “con independencia de que se hubiesen presentado solicitudes de renovación, prórroga o modificación con anterioridad a la entrada en vigor de esta orden, siempre y cuando las mismas no se hayan resuelto expresamente”. Es decir, la prórroga automática beneficia también a las solicitudes de renovación ya realizadas a 20 de mayo. En todo caso,  el precepto añade que dicha prórroga quedará sin efecto “cuando la resolución que recaiga en el procedimiento iniciado fuera más favorable para el interesado”. Es decir, la prórroga automática cede su vigencia (6 meses),cuando la resolución administrativa ante la solicitud formulada antes del 20 de mayo suponga un plazo de residencia mayor a aquél término semestral.

E) Finalmente, el apartado 6 del artículo 1 prevé que la renovación, prórroga o modificación de la autorización que ha sido prorrogada de acuerdo con lo previsto dicho precepto se regirá, en cuanto al procedimiento, los requisitos, los efectos y la duración, por lo dispuesto en la normativa de aplicación en función del tipo de autorización que ha sido prorrogada. Por tanto, la renovación de la autorización ya prorrogada automáticamente por la Orden, sigue los trámites específicos que le correspondan en función del permiso en cuestión. Dichas renovaciones pueden presentarse en cualquier momento durante la vigencia de la prórroga o hasta los noventa días naturales posteriores a la fecha de finalización de su vigencia (considero que, con esta directriz, se permitiría la presentación de la renovación hasta los 90 días posteriores a la finalización de los seis meses que establece la prórroga automática de la Orden que reseño en este post),sin perjuicio de la sanción que corresponda al retraso. En todo caso, el art. 1.6 prevé también que de resultar favorable la respuesta a la renovación o prórroga, “el inicio de la vigencia que le corresponda a la nueva autorización se retrotraerá al día siguiente al de la caducidad de la autorización prorrogada”. De ello entiendo que el inicio de la vigencia de la nueva autorización (la renovada),se retrotrae al día siguiente al de la caducidad de “la autorización prorrogada”, es decir, al dia siguiente a la finalización de los seis meses de prórroga automática.

Además del régimen de prorrogas automáticas previsto en el art. 1 de la Orden que ya se ha comentado, se prevén régimenes específicos para los siguientes supuestos:

-En el art. 2 se prorroga de forma  automática durante la vigencia del estado de alarma y hasta un período de seis meses desde la finalización de éste, la validez de las tarjetas de familiar de ciudadano de la Unión cuya vigencia hubiera expirado durante el estado de alarma o en los noventa días naturales previos a la fecha en que se decretó el mismo.

-En el art 3, también se prorroga automáticamente durante la vigencia del estado de alarma y hasta un periodo de seis meses desde la finalización de este, la validez de las tarjetas de identidad de extranjero concedidas en base a una residencia de larga duración cuya vigencia hubiera expirado durante el estado de alarma o en los noventa días naturales previos a la fecha en que se decretó el mismo.

-En el art. 4, se prorrogan por tres mees las estancias de aquellas personas que se hallen en España por un periodo no superior a noventa días, cuyo visado haya expirado durante la vigencia del estado de alarma, por un periodo de tres meses. En todo caso, la norma advierte que el el periodo prorrogado se tendrá en cuenta a efectos de calcular el tiempo máximo autorizado para futuras estancias.

-En el art. 5, también se prorrogan los visados de larga duración expedidos al amparo de un Acuerdo de Movilidad de Jóvenes, así como los visados de estancia por estudios de hasta ciento ochenta días de duración cuya vigencia expire durante la vigencia del estado de alarma. La prorroga se extiende durante un período de tres meses desde la finalización del estado de alarma, siempre que su titular se encuentre en España y no haya podido regresar a su país de origen.

Por lo que hace referencia a la situación de los extranjeros residentes en España que no se encuentren en el territorio nacional y cuyas autorizaciones de estancia o de residencia, o visados de larga duración caduquen durante la vigencia del estado de alarma, el art. 6 de la Orden prevé que puedan entrar en España “con la presentación de su documento de viaje válido y en vigor y la tarjeta de identidad de extranjero caducada”. Lo mismo se prevé para los titulares de visados de larga duración expedidos al amparo de la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, cuya validez expire durante la vigencia del estado de alarma y que se encuentren en el extranjero, ya que también podrán entrar en España con el visado caducado.

Finalmente, y a modo de cláusula más favorable, el art. 7 establece que a los efectos de considerar acreditada la continuidad de residencia por un extranjero (es decir, cuando ese requisito sea exigido en el marco de  las renovaciones o prorrogas de sus autorizaciones de estancia o residencia),no se computarán las ausencias del territorio español como consecuencia de la imposibilidad de retornar a España por el COVID-19. Como dice  la exposición de motivos, el objetivo que pretende dicha disposición es que la imposibilidad de haber regresado a España por el cierre de fronteras terrestres y aéreas pueda perjudicar de forma negativa su estatus regular en el país.

 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat